Me, Myself & I

Hola Guapa!

Te platico algo sobre las relaciones?

Están tú y tú.

Esta es una relación, la más importante de todas.  

Te has dado cuenta, que aproximadamente el 50% o más, del impacto y la influencia que recibimos a diario viene de las relaciones que vamos formando?

Científicos comentan que el otro 50% viene principalmente de la genética, aunque Manena y yo, las creadoras de esta plataforma y Hambre de Vivir, así como muchos otros ahí afuera, realmente creemos en el poder que tenemos para transformarnos a través de cómo nos sentimos y las perspectivas sobre las que nos basamos.

Y esto implica también una relación con nuestros valores, prioridades, emociones, pensamientos y sensaciones que pueden modificar y transformar estos porcentajes.

La palabra relación tiene varias definiciones, pero enfoquémonos en estas dos:

  1. Correspondencia o conexión que hay entre dos o más cosas.
  2. Trato o unión que hay entre dos o más personas o entidades.

Vemos que en estas definiciones se utiliza el término relación poniendo énfasis en que incluyen a dos o más personas / cosas.

Estas definiciones son claras, simples y adecuadas, pero les falta un componente muy importante:       el número uno. El uno que te representa a ti mismo, y la relación que tienes contigo.

El aprender a relacionarte contigo no es un acto ególatra, por el contrario, es un acto de valentía, de compasión y de aventura para conocer quién eres.

En la medida en la que te conoces, qué te gusta y qué no te gusta, qué te hace bien y qué no te hace bien, es en la medida en la que puedes relacionarte y aprender de los demás. Sean personas o sean cosas.

Y algo fuerte pero cierto: La manera en la que te tratas a ti (y te tratan a ti), es en la manera en la que aprenderás a tratar a los demás.

Por eso, la relación más importante, es la tuya.

________________________

Sabes, las personas más exigentes y fuertes con nosotros mismos, somos nosotros mismos.

Podemos bajarle dos, o tres o cien rayitas a esto… (depende donde estás)

Somos Humanos.

Somos Humanos Divinos.

Y somos nuestro propio experimento en esta vida.

_________________________

A veces se nos cruzan los cables y decimos cosas sin querer decirlas.

A veces nos portamos “tan bien”, no rompemos “ni un vaso”, no levantamos la voz y nos creemos tan “perfectas” que se nos va el carácter y parecemos muñecas, sin expresión, sin Sí, sin No.

Y a veces nos portamos “tan mal”, con rebeldía sin causa y/o con saña para “dar lecciones”, que a las personas que relmente lastimamos, es a nosotras mismas, no a los demás.

Pero que crees, como dice la hija de un amigo:  “Un plato roto, no es un plato que no sirve, es un plato que tiene carácter”

¡Lo mismo aplica a nosotras!

A veces nos ponemos máscaras tapando o protegiendo nuestras partes rotas. A veces llevamos nuestra espada listas para atacar al primero que se acerque.

¿Y si nos quitamos la máscara? ¿Y si bajamos la espada? ¿Y si nos damos la mano?

Al darte la mano a ti, le das la mano al de enfrente.

Al darle la mando al de enfrente, te das la mano a ti.

Reitero el mensaje de este post: La relación más importante, es la tuya. Con quien pasas 24/7.

 

Hoy date la mano

Hoy date un abrazo

Hoy perdona

Hoy perdónate

Hoy permítete creer

Hoy permítete crecer

Hoy permítete avanzar

Hoy ríete de cosas simples

Hoy suelta el fruncido en tu entrecejo

Hoy mueve tu cuerpo, haz ejercicio, siéntete bien

Hoy come rico

Hoy ten una buena plática

Hoy aprende algo nuevo

Hoy diviértete

Hoy disfruta tu relación contigo

Hoy usa menos el celular y convive más

Hoy convierte tu trabajo en algo que te apasiona

Hoy haz las paces con tu pasado, con tu padre y con tu madre, con tus hermanos, amigos y colegas

Hoy haz las paces con tu presente

Hoy haz las paces con La Luz Divina / Di-os / Universo / Fuente Infinita …

Hoy haz las paces contigo

Hoy date paz, abre camino, que la vida te sonríe.