¿Qué es el Metabolismo?

¿Qué es el metabolismo?

La palabra “metabolismo” la tienden aventar hoy en día para todo.

Generalmente sabemos que si es muy bajo tu metabolismo puedes subir de peso. Pero si es muy alto, la rapidez con la que envejeces también se acelera.

¿Pero realmente qué quiere decir eso?

Técnicamente, “metabolismo” es la palabra que describe todas las reacciones bioquímicas del cuerpo. 

Es como obtienes los nutrientes y el oxígeno y los utilizas para darle energía a todo lo que haces.

Tu cuerpo tiene la gran habilidad de crecer, curarse y en general mantenerse vivo. Sin esta increíble bioquímica del Metabolismo, tu existencia física o mundana, no sería posible.

 

El Metabolismo:

  • Permite actividades que puedes controlar (actividades físicas)
  • Permite actividades que no puedes controlar (latidos del corazón, cicatrización, procesar nutrientes, toxinas etc.)
  • Permitir reservar el exceso de energía para después

Así es que cuando pones todos estos procesos juntos dentro de tu metabolismo te podrías imaginar como todos estos procesos pueden trabajar ya sea muy rápido, muy despacio o adecuadamente. 

Esto nos lleva a tu tasa metabólica. 

Tasa Metabólica:

Esto es que tan caliente está tu metabolismo (o en idioma común pero no necesariamente correcto: que tan rápido) y se mide en calorías (si, esas calorías!)

Las calorías que consumes se van a una de estas tres áreas: 

  • Trabajo (ejercicio y otras actividades)
  • Calor (de todos esas reacciones bioquímicas)
  • Reservas (calorías sobrantes “no quemadas” guardadas como grasa)

Como te podrás imaginar entre más calorías quemas como trabajo o creando calor es más sencillo bajar de peso y mantenerte por que van a ver menos calorías de “sobra” que se guarden para después.

Hay varias maneras de medir tu tasa metabólica.  Una es tu tasa metabólica basal  (TMB), que es cuanta energía utiliza tu cuerpo cuando no estas físicamente activo.

La otra es tu “Gasto total de energía diaria” (TDEE), que mide tanto tu tasa metabólica basal como la energía utilizada para “trabajo” (ejercicio) durante un periodo de 24hrs.

¿Qué afecta a tu masa metabólica?

En resumen:  ¡Muchas cosas!

En lo primero que tienes que pensar es tu tiroides.  Esta glándula enfrente de tu garganta suelta hormonas que le avisa a tu cuerpo que  “acelere “ tu metabolismo.  Claro, entre más hormona tiroidea tengas más rápido funcionan las cosas y más calorías vas a quemar.

Pero eso no es lo único que afecta tu tasa metabólica.

También afecta que tan grande seas; Personas grandes tienen una tasa metabólica más alta (aunque hay que considerar tu composición corporal también).

Por ejemplo, músculos activos y que trabajan mucho, requieren más energía que la grasa.  Por lo tanto entre más masa muscular tengas, más energía va quemar tu cuerpo y va estar más alta tu tasa metabólica. Aun cuando no estés haciendo ejercicio.

 

Esta es la razón por la cual hacer pesas es muy recomendable como parte de un programa para bajar de peso.  Porque quieres tener músculos que estén quemando esas calorías por ti. 

 

Lo que sucede es que muchas veces cuando bajas de peso tu tasa metabólica se alenta, algo que no quieres que suceda.  Por lo cual con mayor razón quieres contrarestarlo con mayor masa muscular.

El Ejercicio aeróbico también aumenta tu tasa metabólica de manera temporal.  Tus músculos están quemando energía para moverse, por lo tanto están “trabajando”.

Otra cosa que también afecta tu tasa metabólica, es el tipo de comida que consumes.

Efecto térmico de los alimentos. También llamado proceso de Termogénesis, es la energía que se requiere para digerir, absorber y metabolizar los nutrientes. … Por lo general, el gasto por termogénesis se calcula en un 10% del gasto energético total.

Lo puedes por lo tanto utilizar a tu favor cuando entiendes como tu cuerpo metaboliza cada comida de manera diferente. 

Las grasas por ejemplo incrementan tu TEF en un 0-3%; los carbohidratos en un 5-10% y la proteína lo incrementa en un 15-30%.  Al intercambiar algunas de tu grasas o carbohidratos por proteína puedes incrementar tu tasa metabólica.

Otro punto a favor de la proteína es que tus músculos necesitan crecer.  Al trabajarlos y alimentarlos con los que necesitan, te van ayudar a bajar de peso y mantenerte delgada.

Tampoco nos olvidemos de la conexión mente y cuerpo.  Existen muchos estudios que demuestran cómo influyen cosas como el estrés y la falta de dormir en tu tasa metabólica.

Esto solo es la punta del iceberg cuando se trata del metabolismo y de cómo existen diferentes diferentes cosas que pueden funcionar para incrementarla (o alentar) tu tasa metabólica.

 

 

Referencias:

http://www.precisionnutrition.com/all-about-energy-balance

https://authoritynutrition.com/10-ways-to-boost-metabolism/