Querido Universo …

“Platica conmigo… aquí estoy. Cuéntame, cómo estás?!”  Susurró el Universo al oído.

Platicar con el Universo es una de las formas más puras de relacionarse con la existencia y con el por qué o para qué de la misma.

Universo / Di-os / Luz Divina / Infinito / Cosmos … llámalo como en tu Ser se escuche, pues en El-Ella siempre puedes estar.

Aunque esta Luz realmente sepa todo lo que hay en tu corazón, el establecer una relación y una comunicación con ello, lo hace algo real, algo que está y existe, no algo inalcanzable que alguna vez te contaron.

Por eso escribí esto para ti:

Querido Universo,

Tal vez no lo sepas, pero me haces reir, me haces reír tanto como puedo llorar…

Lloro cuando duele, cuando me alejo de ti, cuando de verdad te necesito. Y es que te he necesitado ultimamente muy cerca de mi.

Veo tus detalles. En la lluvia, en el jardín, cuando sale la oruga o el asotador, se sube a la hoja y está horas en ella nutriéndose de ella y tomando agua de la misma.

Huelo las flores y huelo a las personas. A veces me gusta lo que huelo y a veces no. Por qué será que nuestro olor es parte de nuestra personalidad?

Mi aroma cambia depende de mi humor y depende del ciclo en el que esté. Es impresionante ver como mi pelo y mis ojos cambian también! Gracias por hacerme tan clara en esto!

Tú lo ves? Claro que lo ves… y me río porque soy parte de ti. Que bonito ser tu en este mundo. Qué bonito saberte parte de mi y yo parte de ti.

Querido Universo,TE AMO, te amo con todo mi Ser.

Te pido que me guíes en paz. En paz, claridad y creatividad en cada acto de mis manos y cada palabra que sale de mi boca.

Escucha los deseos de mi corazón para bien.

Enséñame, enséñame por dónde ir y qué hacer cuando no se por dónde!

Me acerco a ti desde el placer de vivir, y me acerco a ti desde el dolor de vivir.

Me acerco a ti y te acerco a mi.

Te pido Luz y guía para todas aquellas personas que están en mi vida, a las que conozco y son parte cercana mía; con las que convivo, platico o cruzo miradas en la calle, en el trabajo, en el súper… Porque aunque cada cabeza es un mundo, todos compartimos este mismo mundo.

Pues ellos también son parte de mi y yo parte de ellos.

OMG! Realmente hay infinidad de infinidades!

Tú Macrocosmos y yo Microcosmos.

Yo Macrocosmos y mis células otro Microcosmos …

Que cosas Universo!

Pues quiero decirte que aquí estoy. Te lo recuerdo siempre. Aquí estoy, y me abro a ti.

Te amo!

SMUAK!

Att: Yo